5 tácticas para integrar tus acciones de email marketing con Facebook y Twitter

 

1. Incrementar la lista de opt-in emails a través de las redes sociales.

No todos los usuarios que nos siguen en alguna de las redes sociales en las que  estamos presentes, han hecho el opt-in en el programa de email marketing. Por ello, las redes sociales son una fuente interesante para aumentar las listas de email marketing. Hay que tener en cuenta que sin el opt-in, no podremos lanzar campañas y ofertas específicas (targetizadas) a cada usuario.

Podemos convertir fans de Facebook en usuarios suscritos mediante la inclusión  de un formulario de registro en nuestro muro. En el caso de Twitter, de forma    regular podemos twittear una petición para que nuestros followers se suscriban al programa de email marketing mediante un enlace corto a una lnading page de suscripción. Otra táctica para convertir followers en usuarios suscritos consiste en publicar contenido de valor, ya sean White papers, eBooks u otra información y propagarlo en Twitter. Se pedirá a los usuarios que deseen acceder al contenido, que hagan el opt-in. Esta misma táctica resulta muy beneficiosa cuando la compañía está presente en algún grupo en Linkedin. Si la discusión que iniciamos y el contenido ofrecido es de valor, lograremos un gran número de altas.

 

2. Del Forward To a Friend (FTF) al Share With Your Network (SWYN)

Podemos aprovechar la capacidad de difusión que tienen nuestros usuarios    registrados para hacer llegar contenido a una audiencia mayor.     Así, mediante la inclusión de un widget en el email podemos hacer que el contenido sea publicado por el usuario en su muro o bien twitteado, esto es, compartido entre su red de contactos.

Una vez identificados los usuarios más activos de nuestras listas, podemos establecer estrategias de comunicación específicas para ellos. Hay que tener en cuenta que son usuarios con una capacidad de prescripción e influencia importantes.

 

3. Hacer de un usuario suscrito un seguidor en redes sociales.

Otra alternativa consiste en incluir botones de “síguenos en…” en el email. De este modo, aquellos usuarios que ya están registrados en el programa de email marketing pero que aún no nos siguen en los medios sociales, tendrán la oportunidad de hacerlo.

 

Para que estas acciones den buenos resultados y lo hagan de forma sostenida, es fundamental indicar el beneficio que supondrá para el usuario hacerse fan o follower. Para ello, hemos de haber establecido una estrategia de contenidos y comunicación específica para cada canal.

 

4. Recabar información sobre cuáles de nuestros usuarios nos siguen en Twitter o Facebook.

Cuando un usuario se suscribe a nuestra lista de email marketing, podemos preguntarle si además nos sigue en alguno de los canales sociales en los que estamos presentes. Esta información  será útil porque nos permitirá segmentar la base de datos en función del nivel de “engagement”. Los usuarios que nos sigan en redes sociales y además estén dados de alta en el programa de Email Marketing, serán los que más vinculados estén con la marca, luego tendrá sentido elaborar estrategias de comunicación específicas (advocacy, MGM).

 

 

 

5. Incorporar contenido publicado en redes sociales en nuestros emails.

Cuanto mayor sea la identificación del usuario que recibe nuestro email con el contenido propuesto, mejor será el nivel de vinculación entre éste y la marca. Una táctica para lograr esta identificación consiste en incluir contenido creado por los propios usuarios en el email. Así, por ejemplo, podemos llevar a cabo entrevistas vía Twitter o Facebook a los usuarios más influyentes o cuya opinión sea respetada.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page