Los típicos errores que pueden convertir tus emails en SPAM

Como ya hemos comentado en anteriores publicaciones, el verdadero éxito de una campaña de email marketing es que los emails lleguen correctamente a sus destinatarios. Es decir, evitar a toda costa que lleguen a la carpeta de SPAM de los usuarios. 

Con el aumento del uso de email como herramienta de marketing, los spammers también han aumentado el envío de SPAM indiscriminadamente. Por ese motivo, la regulación del correo es más exigente, y aunque tu correo no sea SPAM puede acabar en la bandeja de correo no de deseado porque parece tener indicios de que sí lo sea. Así pues, es muy importante que la elaboración de los emails esté muy pensada y elaborada.

En los últimos tiempos, han aparecido muchas herramientas que nos permiten analizar la entregabilidad de nuestros emails y nos dan datos sobre el inbox placement rate. El término inbox placement rate, del que ya hemos hablado anteriormente, hace referencia al porcentaje de correos electrónicos que llegan a la bandeja principal del usuario, y no a la carpeta de correo no deseado. Es decir, el inbox placement rate es uno de los parámetros más importantes a la hora de analizar la efectividad de una campaña de email marketing.

Hacer spam es mucho más fácil que cosntruir un buen email y, sin lugar a duda, el que un email llegue a spam es el indicio más claro de que tu estrategia de email marketing ha fracasado. Estos son algunos de los errores más comunes que debes evitar si quieres hacer una campaña de email marketing de éxito:

1.Utilizar permisos inadecuados

¿Qué significa eso? Enviar emails no solicitados. Es decir, enviar emails a usuarios que no han acordado específicamente recibir correos periódicos u ofertas. Este es uno de los casos más típicos en los que los correos acaban en la bandeja de SPAM ya que éstos se quedan atrapados en el filtro y no superan los requisitos para ser considerados correo deseado.

Para que un usuario acuerde querer recibir este tipo de correos, hay diferentes procesos que lo hacen posible (opt-in), lo cual significará que el usuario sí está interesado en recibir emails de estas características.

Según la ley LSSI, no se pueden enviar emails sin tener permiso expreso del destinatario para ello. Lógicamente, existen excepciones, como por ejemplo si un usuario ha mantenido una relación comercial con la marca, la cual le puede enviar productos o servicios similares a la compra o contratación hecha.

2.Integrar contenido considerado como SPAM:

Todo el contenido que se incluye en el email, si no se va con cuidado, puede ser considerado como SPAM. Aquí tienes algunos ejemplos de aquello que debes evitar incluir en el contenido de tus emails:

  • Hash busting: uso de palabras o caracteres especiales que no tienen sentido en el contexto de un email y los spammers utilizan para saltarse el filtro de SPAM (por ejemplo “Fr3e”, “W¡nn3r”)
  • Uso de enlaces poco fiables
  • Uso de asuntos engañosos (como por ejemplo, uso de “Re:” o “Fwd:” cuando nunca antes te has comunicado con el usuario)
  • Uso de mayúsculas cuando no es necesario
  • Uso de muchas imágenes y poco texto

3. Ignorar la legalidad

Para saber si lo que haces está bien o no, deberás revisar la regulación sobre las campañas de email marketing. Ésta te dará una guía de lo que se puede hacer y de lo que no. Muchas personas desconocen la normativa legal que regula este tipo de campañas, lo que es un grandísimo error, ya que la consecuencia de vulnerar las leyes que regulan este sector puede ser clasificar tu correo como SPAM. No saber o no conocer estas leyes no te exime del mal uso de esta herramienta de marketing.

law (1)

¿Cuáles son las leyes que afectan y condicionan las campañas de email marketing en España?

  • LOPD: Ley Orgánica de Protección de los Datos de Carácter Personal. Esta ley obliga la protección de datos de un usuario de un uso fraudulento o de su comercialización.
  • LSSI: Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico. Esta ley trata de regular todas las comunicaciones electrónicas para evitar abusos y proteger a los consumidores.

4. Enviar contenido que no interesa al destinatario

No envíes correos a usuarios que ya sabes que no les interesa aquello que les tienes que contar. Un error muy común es enviar emails con contenido que no interesa al destinatario. El estudio “How today’s email marketers are connecting, engaging and inspiring their customers” realizado por Experian en el 2013, afirma que el 60% de empresas no dejan escoger a los usuarios qué tipo de contenido quieren recibir, muy por encima del 30% que sí les deja.

Es importante enviar contenido que sea útil e interesante para los usuarios, y para ello se debe tener en cuenta la tasa de apertura de los emails, para saber los usuarios que sí están interesados y los que no. Por ejemplo, si un contacto ha eliminado varias veces un email sin abrirlo, no se debe seguir enviándole emails porque lo único que se conseguirá es que acaben en la papelera o en la bandeja de emails no deseados. Por ese motivo, es muy importante cuidar la lista de contactos de tu base de datos y renovarla cada determinado tiempo, y adaptarla según el análisis de efectividad que están teniendo los emails. Además, hay que tener en cuenta el formulario opt-in de cada usuario para ajustarse a sus necesidades y sus gustos. Si un usuario ha escogido la opción de recibir información ocasional, si le envías correos cuatro veces a la semana, hará que se canse, se dé de baja o te marque como SPAM.

Evitando-el-correo-no-deseado-o-spam

5.Bombardear a tus usuarios con publicidad

El error más típico y a la vez más peligroso. Un usuario te da su correo para recibir información y businessman281 (1)porque no, algo de publicidad, pero no para que le llenes su bandeja de entrada de publicidad innecesaria. Según el informe de Adigital “Investigación sobre el uso y percepción del email marketing en España“, el 52% de los internautas consideran que reciben demasiada publicidad, convirtiéndose en la principal causa de que un usuario no abra un email. La mayoría de los internautas aseguran que la frecuencia óptima de recepción de emails es de un correo semanal, de esta manera la percepción general es positiva.

Así pues, no envíes correos electrónicos indiscriminadamente, ni agobies a los usuarios. Si vas a enviar publicidad a través del correo hazlo, pero de manera segmentada y teniendo en cuenta los gustos y necesidades de cada usuario.

6.Enviar correos sin certificación

El envío de un email que,  por diferentes motivos, no llega a su destinatario puede suponer la perdida de un cliente potencial. Por este motivo, muchas empresas y profesionales empiezan a tener la necesidad de certificar sus correos electrónicos con el fin de garantizar que los usuarios los reciben correctamente. Conseguir la certificación de tus emails supone conseguir reputación. Los correos certificados garantizan las buenas prácticas de envío de email masivo, además del envío de tu email sin interrupciones. La certificación permite una mejora en la calidad del email y da una garantía de entrega, sin obstáculos y sin que el remitente tenga una clasificación negativa de éste.

Así pues, no es imperativo certificar tu emails. Sin embargo, es una buena manera de aumentar la efectividad de tus campañas de email marketing y de reducir las posibilidades de acabar en la bandeja de SPAM.

 

no-spam-1444548

 

En definitiva, no hay criterios únicos para determinar cuándo un correo termina en la bandeja de correo no deseado. Lo que sí está claro es que hay métodos y consejos que puedes seguir para evitar que eso suceda y para llevar a cabo tus campañas de email marketing de manera lícita y efectiva.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

One thought on “Los típicos errores que pueden convertir tus emails en SPAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *