La importancia del testeo en Email Marketing

La clave del éxito del email marketing es saber cómo manejar la información de que disponemos para lograr nuestros objetivos. La información más valiosa a nuestro alcance es aquella sobre el comportamiento real de nuestros receptores. Esta información la podemos conseguir a posteriori de un envío, analizando los resultados obtenidos de aperura, clicks, conversión… pero también podemos recabar información a priori mediante tests (comprobar resultados de una distintas versiones de nuestro email en una muestra de los receptores y enviar la versión ganadora). Implementar una rutina de testeo puede ser vital para mejorar significativamente nuestros resultados en email marketing.

Y ¿Qué podemos testear para mejorar estos resultados?

  • Asunto: Corto/Largo, descriptivo/ intrigante, imperativo/interrogativo, personalizado/no personalizado, etc.

Test Asuntos Email

  • Call to action: color/tamaño/localización/repetición…

Test Call to action

  • Personalización: no personalizado/ personalización con nombre/ personalización con nombre y apellidos…
  • Formato: texto plano, HTML+texto…
  • Preponderancia de la imagen o del texto
  • Tamaño del contenido
  • Día y hora de envío
  • Versión móvil/escritorio/responsive

En envíos periódicos podemos también sistematizar un testeo que consista en enviar una versión distinta a cada mitad de la base de datos y analizar los resultados a lo largo del tiempo para ir adaptando nuestros emailings a las opciones con mejores resultados.

Por otro lado, es importante destacar, que un test efectivo ha de jugar con una sola variable, ya que si variamos más de un factor en el email no sabremos cuál está produciendo un resultado distinto.

Si quieres aprender más sobre testeo en Email Marketing, puedes descargarte gratis nuestro ebook.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

3 thoughts on “La importancia del testeo en Email Marketing

  • Gran artículo Alejandra.
    Destacar que lo más importante es tener claro cuál es el objetivo de la campaña a la hora de realizar las pruebas.
    Si estamos buscando comunicar, ganar reputación personal (branding), nuestros esfuerzos deben centrarse en el asunto, ya que será el motor de nuestras aperturas.
    En el caso de que estemos buscando tráfico a nuestra web, transacciones,…debemos de hacer hincapié en el contenido (colocación de los ‘call to action’, ¿creatividades impactantes o sencillas para el user?,…).

    Además de todo esto, las pruebas son un perfecto de entregabilidad. A veces, los resultados engañan, puesto que cualquier detalle puede hacer que el envío “bueno” no llegue al inbox del usuario.

    Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *