Cómo limpiar nuestra base de datos de emails inválidos

Uno de los principales problemas con el que cualquier email marketer habrá tenido que lidiar alguna vez, tiene que ver con las consecuencias de enviar un emailing a una base de datos con un número elevado de direcciones erróneas. La principal consecuencia de enviar a estas direcciones es una tasa elevada de rebotes (bounces), que afecta directamente a la reputación del remitente y puede suponer, según la plataforma de envíos, que el envío se detenga.

Como referencia, indicar que la tasa de rebotes, cuanto menor, mejor, y nunca debería acercarse al 2%, umbral a partir del cual podemos tener problemas serios de reputación.

Si detectamos que el bounce rate de nuestras campañas es excesivamente elevado, podemos recurrir a soluciones de validación del email. Se trata de herramientas que comprueban la validez de los emails de nuestra base de datos. Una vez pasada la base de datos por estas soluciones, obtendremos tres ficheros, uno con los emails válidos (la dirección representa un email verdadero y existe una dirección real en ese dominio), otro con los emails inválidos (esa dirección no es real o bien no existe una dirección real en ese email) y un tercero con los emails sobre los que no se ha podido llevar a cabo la verificación válido/inválido.
Nosotros recomendamos, si los problemas que estamos sufriendo son importantes, incluir las direcciones dudosas en el grupo de emails inválidos para minimizar riesgos.

Según el tamaño de la base de datos, el proceso de validación puede tardar más o menos. A modo de referencia, la última vez que validamos un fichero de 60.000 registros tardó en devolvernos los resultados entorno a 12 horas.

Las principales clasificaciones de emails inválidos que estas soluciones devuelven tras analizar nuestra base de datos son:

  • Formato incorrecto: por ejemplo ([email protected]@digitalresponse.es)
  • No replies: [email protected]
  • Bounces: hard bounces debidos a que ese email no existe
  • Bad MX/Domain: el dominio es inválido y no se resuelve correctamente
  • Spam-traps: se trata de correos trampa que publican los proveedores de servicios de correo electrónico como Hotmail, Yahoo o Gmail, en páginas Web como foros y blogs con el objetivo de detectar a los spamers que las recogen para hacer envíos no solicitados.

Existen distintos proveedores, nosotros hemos probado Uproc con buenos resultados.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *