7 Consejos para humanizar tus emails

Los usuarios a los que dirigimos nuestras acciones de email marketing están cansados de mensajes fríos, impersonales, donde se les trata como un número más y que no interactúan con él. Por eso, agradecen mensajes que se dirigen a ellos de forma personalizada. Aquí os dejamos algunos consejos para aprovechar las ventajas de la humanización en vuestros mensajes:

  1. Usa una persona real como remitente

La confianza del usuario en el mensaje aumenta si es una persona quien le habla. Es muy útil utilizar personas reales como remitente. Así lo hacen muchas veces desde Litmus, como veis en este ejemplo, remitido y firmado por Paul Farnell, CEO de Litmus:

Eail-Personalizado2.  Permite el reply-to dirigido a esta persona

Ya hablamos en otro post de los inconvenientes de usar no-reply en los emails, y por supuesto, si el email está remitido por una persona, debe haber la posibilidad de contactarla respondiendo al email. Incluso si optamos por un remitente corporativo, se debe habilitar la respuesta a un email de atención con el que el usuario pueda interactuar.

3. Incluye una foto real de a persona que emite el mensaje

Ver a la persona que nos habla nos genera confianza, nos da la sensación de conocerla. Siguiendo con ejemplos de Litmus, aquí podéis ver la importancia que dan a la humanización de su compañia. En sus emails y en su blog nos presentan a las nuevas incorporaciones:

personas en email

4. Personaliza los emails

Además de dar la cara en los emails tenemos que prestar atención a la persona a la que nos dirigimos. Hacer que sienta que nos dirigimos directamente a ella. Para ello, podemos utilizar su nombre, geolocalización u otros datos que hayamos recopilado previamente en el asunto o el contenido del mensaje.

5. Mensajes de texto (sin apariencia de publicidad)

Como veíais en el primer ejemplo de Litmus, un mensaje basado en el texto más que en un diseño claramente comercial, puede generar más confianza al usuario. Sentirá menos “que le intentan vender algo” y con frecuencia  dará más credibilidad a la información.

6. Da las gracias y pide perdón

A veces nos puede sorprender la respuesta de los usuarios a algo tan sencillo como dar las gracias o pedir perdón. Quizá se debe porque, sobre todo lo segundo, no es nada común en las comunicaciones corporativas. ¿Nos da miedo asumir los errores? Pedir perdón, como lo hacía Mini en este ejemplo fortalece la relación con los usuarios.

7. Deja ir algo de espontaneidad

También sorprende al usuario cuando la comunicación de la marca se relaja y deja ir la espontaneidad y, ¿por qué no? el humor. El humor, la parodia de la realidad, la naturalidad en la comunicación nos acercará al usuario par hablarle de tú a tú.

Sin embargo, estos consejos no se pueden ni se deben aplicar en la totalidad de nuestros mensajes. Algunas comunicaciones requieren un tono serio y corporativo, o incluso la propia naturaleza y carácter de la empresa pueden no casar con esta comunicación más cercana o distendida. A veces también, no disponemos de los datos para personalizar el mensaje o incluso de los recursos o el tiempo para responder en caso de usar una persona como remitente. En cualquier caso, se trata de recursos que debemos considerar para aumentar el impacto y rendimiento de nuestros mensajes.

¿Cuál es vuestra experiencia con la humanización de los emails? ¿Alguno os ha sorprendido? ¿Tratáis de aplicarlo en vuestra estrategia de email marketing?

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *