¿Cómo está afectando el coronavirus al Email Marketing?

Nos encontramos ante un acontecimiento sin precedentes, el coronavirus ha llegado a España y al resto del mundo causando fuertes estragos. Confinamiento, tiendas y comercios cerrados y empresas adaptándose a toda velocidad para seguir adelante con su actividad.


Sin duda alguna, es un momento en que organizaciones, empresas y marcas deben tomar decisiones y ejecutarlas de forma rápida y eficaz. En el ámbito del email, sucede exactamente lo mismo. Por ese motivo, en este post haremos un análisis de cómo está afectando el coronavirus al Email Marketing. ¿La frecuencia de envíos es la misma? ¿cómo es el tono de las comunicaciones que se envían? ¿qué estrategias se están utilizando ante la situación? Lo vemos a continuación.


Para las empresas es un momento de indecisión, sobre todo por cómo gestionar las comunicaciones con sus suscriptores. Con el cierre de comercios y tiendas, el email marketing de estas ha dado un vuelco y han tenido que replantear su estrategia. Se suma el handicap de que los equipos de marketing deben hacer la toma de decisiones a distancia y cualquier tipo de aprobación se ralentiza el doble.


Por ese motivo, vemos cómo la forma de proceder en muchos casos es diferente. De hecho, el sector de la empresa también es un factor relevante. En el ámbito de la moda, el cierre de tiendas ha sido determinante. Encontramos desde aquellas marcas que han decidido parar sus comunicaciones hasta nuevo aviso, a aquellas que han cancelado sus envíos programados y solo han enviado a aquellos países donde todavía siguen abiertas sus tiendas.


Podemos decir que en la mayoría de casos, la frecuencia de envío ha disminuido y que quienes han decidido mantener el mismo volumen es porque ya de por si tienden a realizar pocos envíos.

Muchas marcas han preparado newsletters con comunicados oficiales donde informaban del cierre de sus tiendas y explicaban cómo funcionaría la nueva política de devoluciones y las medidas de seguridad que seguirían en sus envíos. También se han utilizado mensajes que reforzaban la campaña #yomequedoencasa, mostrando así el compromiso de la marca/empresa con la situación actual y las medidas impuestas por el gobierno.



Hay un clara tendencia a hacer newsletters menos comerciales. El tono de las comunicaciones adquieren un aire más inspiracional y no buscan tanto el llevar a la acción al usuario. Algunas marcas aprovechan para añadir módulos y banners informativos para recordar a los suscriptores cómo procederán a partir de ahora o para apoyar el confinamiento. Bershka es una de las que ha seguido esta iniciativa implementando el siguiente módulo en sus campañas:

Con el cierre de tiendas, muchas promociones activas se han cancelado o parado y pospuesto hasta nueva orden. Esta situación también ha afectado a las campañas del día del padre. Sin embargo, las marcas han aprovechado para vincular esta fecha señalada a la oportunidad de celebrarla con la familia y estar juntos en casa. Aquí podemos ver un ejemplo de Intimissimi:


Como decíamos, estamos ante un acontecimiento sin precedentes. En los siguientes días y semanas veremos cómo sigue este proceso de adaptación y qué iniciativas aparecen para combatir una situación dónde la vía online parece ser la única forma posible de contacto entre empresa y cliente.

Mientras tanto… ¡Digital Response también se queda en casa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *