El uso de pop-ups en la captación de emails, ¿una técnica válida?

Cada vez es más habitual encontrar sistemas de captación de emails basado en pop-ups. Se trata de una táctica que, a pesar de lo que pueda parecer, no penaliza el ratio visita/registro y no incrementa el bounce rate de la página. Intuitivamente todos podríamos estar de acuerdo en que un pop-up molesta al usuario, provocando una tasa de rebote (bounce) mayor que si no hubiera pop-up. Esta intuición es en la que nos basaríamos para recomendar sistemas de captación de emails menos molestos. Sin embargo, existen razones y datos que demuestran que esta intuición no se ajusta a la realidad. En cuanto a las razones, éstas giran entorno a la idea que un usuario interesado en el contenido de nuestro sit, no lo abandonará por el mero hecho de que aparezca un pop-up. Si los intereses del usuario están alineados con los contenidos que ofrecemos, un pop-up que le ofrece la posibilidad de suscribirse para recibir información por email no debería ser un obstáculo. En este vídeo se exponen, de manera muy elocuente y clara, este tipo de argumentos.

Otro tipo de argumentos son los que se basan en datos. En un post titulado “My data shows Email popups work and don´t hurt“, Dan Zrrella exponía los resultados de analizar las tasas de rebote y el ratio visita/registro en su página con y sin pop-up. Estos son los resultados:

popup_bars

Como vemos, la tasa de rebote de la página apenas varió con el uso del popup de registro, mientras que el ratio de suscripción se dobló.

Con el fin de encontrar el balance adecuado entre los objetivos de marketing y la mejor experiencia del usuario, recomendamos seguir estos consejos básicos.

  1. Ofrece algo a cambio del registro. El usuario, si realmente tiene interés en lo que ofreces, agradecerá que a cambio de dejar sus datos lo compenses con contenidos de su interés.
  2. Modula el tiempo de exposición. Dada la naturaleza intrusiva del pop-up, es importante gestionar correctamente la exposición del usuario al mismo. Así, por ejemplo, puedes programarlo de modo que con un simple click o scroll el pop-up desaparezca, o hacer que solo se muestre 1 vez por semana a cada usuario que visita el site y no se ha registrado. En definitiva, piensa en cómo hacer que la experiencia del usuario sufra lo menos posible.
  3. Muestra los beneficios de la suscripción. Aún y tratándose de un espacio reducido, vale la pena hacer un esfuerzo de síntesis y exponer, los beneficios fundamentales que supondrá la suscripción.
  4. Testea. Deberías testear aspectos clave como el lugar de aparición del pop-up, el copy de los beneficios, el CTA y la duración del mismo.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *