4 indicaciones para hacer un buen Call to Action

Cuando hablamos de Call to Action, nos referimos a aquella parte del email que tiene el objetivo de mover al usuario a la acción una vez ya se ha captado su atención y se ha transmitido el mensaje principal. Hoy veremos 4 indicaciones que pueden ser de gran ayuda para vuestras campañas de email marketing.

  1. Utiliza más de un Call to Action

La llamada a la acción no tiene porqué ser única, puesto que dentro del contenido del email podemos ofrecer información relevante que acompañe al mensaje principal, y que a la vez, incluya su propio Call to Action.

Cuando implementamos distintas llamadas a la acción a lo largo del cuerpo del mensaje, tenemos que hacerlo teniendo en cuenta que la lectura de un emailing sigue el patrón de un escaneo de arriba abajo y de lado a lado (izquierda a derecha en occidente). Cuantos más enlaces clickables dispongamos a lo largo del cuerpo del mensaje, mayor será la tasa de clicks.

Aquí podemos ver un ejemplo representativo de la marca Rituals. A lo largo de su email utilizan un total de 4 Call to Actions. De este modo, hay más posibilidades que el usuario haga click en alguno de ellos.

Click para ampliar

  1. Descarta de tu lista de CTAs el “haz click aquí” o el “pincha aquí”

El incremento del spam ha hecho que los filtros de correo no deseado penalicen frases como “haz click aquí” o “pincha aquí”. Una táctica para evitar estas situaciones consiste en el uso del Call to Action gráfico. Sin embargo, no debemos olvidar que cuanto más llamativo sea, mayor será la posibilidad de que el suscriptor haga click. A continuación podemos ver un ejemplo de Call to Action gráfico utilizado por la marca Shein.

  1. Incluye el CTA en la cabecera del email o en un vídeo

Otra consideración respecto a los Call to Action es que pueden incluirse en la cabecera del email, de tal manera que en modo de vista previa el usuario pueda interactuar rápidamente. Situarlos en la cabecera y preheader ayudan a fijar la acción cuando el cuerpo del email no está visible (vista previa e imágenes bloqueadas).

Si nuestro email incluye un vídeo, también podemos optar por incorporar el Call to Action en él. Es una manera muy visual y original de poder llamar la atención del suscriptor de una forma distinta pero muy efectiva.

  1. Selecciona el color del Call to Action estratégicamente

¿Existen colores más apropiados que otros para mover el usuario a la acción o para transmitir un determinado valor o emoción? La respuesta es . De hecho, en esta imagen podemos ver qué valores, emociones, actitudes y cualidades asociamos a cada color.

Si tenemos en cuenta esta información, cuando diseñemos un email podremos transmitir lo que queramos e incluso podremos combinar colores para destacar más o menos un Call to Action concreto. Sin embargo, hay algo que no podemos olvidar, y es que el color del Call to Action también puede estar condicionado por el branding de la marca. En este caso, la gama de colores ya estará predefinida independientemente de lo que se quiera comunicar o transmitir.

Bien, a pesar de que los criterios por los cuales nos regimos a la hora de implementar un Call to Action sean muchos, los 4 que hemos visto hoy os ayudarán a hacerlos mucho más eficientes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *