La oportunidad y el peligro de los GIF en email marketing

En otros artículos hemos hablado de la utilidad de los GIF en Email marketing. El debate sobre su uso sigue abierto y con opiniones dispares y esto es debido a que no todo son ventajas en el uso de GIF. La utilización de este recurso debe estar sujeta a motivos estratégicos y tener en cuenta ciertas limitaciones técnicas.
ahorro-gif-emailEl GIF puede ser nuestro aliado si se usa de forma creativa, para sorprender, para atraer la atención o para sustituir al vídeo. Sin embargo hay un elemento crítico, con el que topamos sobre todo en el último caso: el peso del archivo. Si el GIF es muy extenso o ha de abarcar mucho tiempo de vídeo el archivo multiplica su tamaño y puede dar problemas de carga. En principio, no es un problema que afecte a la entregabilidad (es el peso del archivo del mail el que puede despertar alertas en los filtros de SPAM), pero el tiempo de carga del email es crítico para la usabilidad y tasas de interacción. Disponemos de sólo unos segundos para captar la atención del usuario, si nuestro GIF tarda en descargarse estamos invitando al usuario a abandonarnos y borrar el mensaje.
Con los anchos de banda actuales, los GIFs no suelen dar problemas de carga excepto en casos extremos, pero pensemos por ejemplo en la visualización móvil que ya ronda la mitad de las aperturas. Descargar una imagen de varios megas al abrir un email no nos hará demasiada gracia si no estamos conectados al WiFi.
También debemos tener en cuenta el soporte del GIF en los clientes de email actuales. Es bastante generalizado en los servicios más utilizados y sólo plantea problemas en algunas versiones de Outlook y Windows Mail, pero debemos considerar cuál será la imagen de fallback en caso de no poder mostrarse el GIF

soporte-gif-email

Fuente: Litmus


En definitiva, a la hora de emplear GIF en email os damos los siguientes consejos:

  1. Debe tener un objetivo. Un gif meramente decorativo no es recomendable, ya que distraerá la atención. El GIF debe tener el objetivo de mostrar una funcionalidad, atraer la atención sobre un determinado elemento, sustituir a un vídeo, sorprender, etc. Sirviendo al objetivo último de la comunicación.
  2. Cuidar el peso del archivo. Reducir al minimo el peso equilibrando la longitud, calidad de imagen y tamaño del gif para evitar tiempos de carga largos y consumo de datos móviles.
  3. Establecer una imagen de fallback. Normalmente es el primer fotograma el que se mostrará en aquellos clientes de email que no soportan el GIF, por lo que debe tener un sentido y quedar claro el mensaje o relación con el resto del email en esta única imagen.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *