¿Deseas recibir nuestra Newsletter?

Esta debería ser la pregunta que todos los marqueteros deberían hacer a sus usuarios. O al menos así lo cree Seth Godin… El empresario y experto en marketing que dio nombre al concepto llamado “Permission Marketing“.

¿Es el “Permission Marketing” un concepto nuevo del momento? La respuesta es no. Este concepto fue introducido por Seth Godin en el año 1999, pero parece que ahora tiene más importancia que nunca. En este post te explicamos qué es el Permission Marketing y por qué se ha vuelto tan importante.

Seth Godin definió el concepto “Permission Marketing“, o en castellano llamado Marketing de permiso, como la capacidad de obtener de un usuario o cliente el consentimiento para recibir información de un determinado producto, servicio o compañía. Es decir, es un marketing que no interrumpe la actividad diaria del consumidor y es esperado, personal y pertinente. Es una relación a largo plazo con el usuario donde se establece un vinculo estrecho entre la marca y el usuario.

Hoy en día recibimos cantidades de mensajes publicitarios a diario, la mayoría sin ser solicitados, y eso hace que el usuario no sea capaz de asumir, aunque quiera, cada uno de los mensajes que se reciben. E aquí la labor del Marketing… Mejorar día tras día y encontrar la manera de que el usuario se sienta cómodo con las comunicaciones comerciales y que deposite su confianza en las marcas. Por mucho que bombardees a un usuario con tus comunicaciones, si no le interesa lo que le ofreces, no hará caso de ellas y lo único que conseguirás es perjudicar la reputación de tu marca. Por ese motivo, Seth Godin consideró relevante hablar del concepto Permission Marketing, para que los usuarios sean los que escojan qué comunicaciones quieren recibir.

Inevitablemente, este concepto apunta directamente al Email Marketing. El pilar básico del Email Marketing son los suscriptores. Contar con su permiso es vital, no solamente por cuestiones de engagement, sino incluso por aspectos legales. Conseguir el permiso de los usuarios para enviarles comunicaciones comerciales vía email ya no es una opción, sino una obligación marcada por la normativa que además será decisivo a la hora de conseguir los mejores resultados en campañas de email marketing.

Permission Marketing en Email Marketing

La esencia de este concepto se basa en el respeto y en la consideración de los gustos e intereses de los usuarios. Si lo analizas detenidamente… permitir que nuestros usuarios decidan aquello que les interesa o no, es lo más lógico y a la vez, lo más efectivo. ¿De qué nos sirve enviar emails a personas que sabemos con seguridad que no tienen ningún tipo de interés en nuestra marca, producto o servicio? Es una perdida de tiempo y de esfuerzos. Vale más la pena centrar nuestras energías en aquellos que explícitamente han decidido querer recibir nuestra información. Y trabajar para enviarles la información más relevante según sus gustos, intereses o necesidades. De lo contrario, perjudicarás a tu marca y provocarás un malestar en tu público objetivo.

De hecho, sin ese consentimiento, la fina línea entre email comercial y SPAM puede verse difuminada. Al fin y al cabo, un email comercial es aquel email que se envía en respuesta a un interés específico de un usuario y en el que tener el consentimiento explícito del usuario es un imperativo. En caso contrario, ya no hablamos de email comercial, sino de SPAM. SPAM es todo aquel email enviado de forma masiva, sin el consentimiento de los usuarios y sin tener en cuenta los intereses de los destinatarios. Así pues, un buen uso del Email Marketing en sí mismo implica indirectamente aplicar el concepto Permission Marketing.

Cuando hablamos de Permission Marketing en Email Marketing, hablamos de que tener una BBDD de calidad es un factor vital para el éxito de nuestras campañas. En nuestra BBDD deben estar únicamente aquellos clientes potenciales que han manifestado su interés por nuestra marca. Solamente de esta manera, conseguiremos que esos usuarios pasen de clientes a seguidores, y de seguidores a clientes fieles. Existen varios métodos para la adquisición de registros, todos basados en la confirmación por parte del usuario de recibir nuestros emails.

Sin embargo, es importante tener en mente que el hecho de tener el email de alguien, no necesariamente significa que tengas su permiso explícito. Muchas veces los usuarios se suscriben en tus formularios con un fin concreto, como por ejemplo, descargarse un whitepaper o obtener información sobre un producto en concreto. ¿Eso significa que ese usuario desea recibir comunicaciones cada determinado tiempo? No necesariamente. Puede ser que a algunos sí les interese, pero no podemos dar por hecho que será así para todos. Además, es importante tener en cuenta que la  mayoría de usuarios no se dan de alta en tu newsletter para que les bombardees con información continuamente. De hecho, la esencia del Permission Marketing se encuentra en el hecho de que el usuario te eche de menos y espere recibir tus comunicaciones. Si eso es así, señal de que lo estas haciendo muy bien. Muchas veces cometemos el error de pensar que cuando más, mejor. Y realmente es todo lo contrario. Lo que buscan los usuarios es calidad, no cantidad. Todos buscamos que nos conozcan, que nos envíen cosas que nos interesen y que se preocupen por nuestros gustos.

Sin lugar a duda, el éxito del Permission Marketing se encuentra en escuchar a los usuarios. Si a esto le acompaña la segmentación detallada de los usuarios de nuestra BBDD y una personalización de nuestras comunicaciones, la experiencia del usuario mejora notablemente ofreciéndole a los usuarios un servicio personalizado y único. En Email Marketing, y en el Marketing en general, si quieres hacer bien las cosas es muy importante establecer una relación de confianza con el potencial comprador de tus productos o servicios. Es muy importante que los usuarios sientan que tienen el poder de decisión y se sientan respetados y valorados por las marcas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

2 thoughts on “¿Deseas recibir nuestra Newsletter?

    • Hola Mayer.
      Sí, siempre y cuando tengas el consentimiento de los suscriptores. Como comentábamos contar con su permiso es vital, no solamente por cuestiones de engagement, sino incluso por aspectos legales.
      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *