¿Qué hay detrás del asunto de un email?

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, el asunto es un elemento fundamental en las campañas de email marketing. Este elemento se asocia directamente a las aperturas de un email, pero…¿Basta con que el usuario abra un email?


No todos los usuarios que abren un email piensan de la misma manera, ni están igual de receptivos ante los diferentes mensajes que puedan encontrarse. Asociar el asunto de un email al objetivo de conseguir aperturas, es un error en el que muchos caen y el que hay que tratar de evitar. El objetivo principal de un email, sea la parte que sea, es conseguir usuarios receptivos a los call to action con el fin de obtener conversiones. Y eso pasa por transmitir en el asunto exactamente aquello que el usuario se encontrará dentro del email. De manera más o menos original, pero siempre fiel al contenido del email. De esta manera evitaremos muchas decepciones.


El objetivo de el asunto no es generar aperturas. El objetivo real del asunto es generar abridores que es probable que conviertan.
El mito «para medir la efectividad de tus asuntos fíjate en el Open rate» ya no vale. La tasa de apertura nos puede indicar qué asunto es el que tiene más posibilidades de llevar a la apertura, pero no dice nada sobre qué pasa una vez se abre ese email. Y como hemos comentado, el objetivo no es la apertura en sí, si no la conversión, por lo que esta métrica nos aporta solamente una pequeña parte de la información.


El asunto es un elemento que ofrece muchísimas posibilidades y una de ellas es la oportunidad de que los subscriptores auto-segmenten su bandeja de entrada. ¿Qué significa eso? Que, mediante la lectura del asunto, el usuario sea capaz de ver si ese email es el adecuado para a él o no contiene nada que le pueda interesar, con el fin de que el usuario sepa realmente seleccionar de su bandeja de entrada solamente aquello que le interese de verdad. Muchos pensaréis, pero entonces, perdemos posibilidades de que abran nuestros emails. Probablemente. Pero más vale que los abran pocos usuarios que probablemente convertirán, a que los abran muchos que no les interese aquello que les puedas decir.


La clave está en no hacer perder el tiempo a tus usuarios. Hay diferentes tips que pueden ayudarte a hacer el asunto más original o a hacerlo más atractivo. Pero no te olvides que la claridad y el detalle son la mejor manera de llegar a tu target ideal. Intentar conseguir aperturas a toda costa no servirá de nada si lo que buscas es centrarte en crear una relación con los subscriptores de la BBDD y aportarles todo aquello que buscan.
¿Cómo podemos medir la efectividad de los asuntos de un email?
Haciendo Test A/B y fijándote en variables como:

  • Open Rate
  • Clicks Rate
  • Click-to-open Rate
  • Conversion Rate

Cada una de estas métricas tiene un propósito diferente. Si analizas las 4 métricas darás una visión más completa del efecto que pueden estar teniendo los asuntos de tus emails en los usuarios. No te dejes llevar únicamente por las aperturas. Si lo haces, dejarás de fotografiar la efectividad real que tienen tus emails. Si un usuario abre tu email, pero no llega a convertir, no tenemos por qué considerar que ese asunto es el adecuado para ese email. El asunto debe estar acorde con el objetivo que buscas y por lo tanto, debe buscar la conversión.
 
Infografía métricas Email Marketing

Comentarios en “¿Qué hay detrás del asunto de un email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *