Las 7 reglas de oro para lograr un emailing efectivo

Cuando diseñamos un emailing hay que tener en cuenta, en primer lugar, el contexto en el que se   producirá la experiencia del usuario con el email.

La saturación de emails que recibimos hace que el poco tiempo que dedicamos a leerlos sea muy selectivo. Los análisis de usabilidad indican que un usuario dedica de 3 a 4 segundos en decidir si leerá un email.

Estas son 7 reglas de oro para lograr un emailing efectivo.

1. El remitente: crea un remitente reconocible, tanto en el From Name como en el From Email. Así, evita el uso de fórmulas como “no-reply” u otras poco amigables. Algunos estudios indican que el 73% de los usuarios clasifican a los emails como spam basándose en este campo.

 

2. El asunto: la longitud óptima para un asunto se sitúa entre 3 y 7 palabras (no más de 50 caracteres). Asuntos más largos quedan escondidos en la mayoría de servidores de correo y el usuario no les presta atención. Evita en la medida de lo posible palabras que podríamos denominar “comercialmente agresivas”, tales como oferta, gratis, descuento, etc. pueden afectar el nivel de entregabilidad. Finalmente, es fundamental testear distintos asuntos. Ten en cuenta que el asunto, junto conel from, son los elementos que valorará el usuario antes de decidir si abre o no el email.

3. Fragmento de texto: algunos programas de correo electrónico como Gmail o Outlook muestran, junto al asunto, un fragmento de texto incluyendo las primeras líneas del texto del cuerpo de email. Teniendo esto en cuenta, piensa qué mensaje quieres poner o evitar al inicio del email, te ayudará a mejorar las aperturas.

4. Bloqueo de las imágenes: la mejor manera de superar la limitaciones que supone el bloqueo automático de las imágenes, consiste en combinar texto con imágenes e incluir las etiquetas alt descriptivas de la imagen.

  • El 67% de los servicios de correo electrónico de escritorio bloquean las imágenes por defecto.
  • El 100% de los webmails bloquean las imágenes por defecto
  • El 80% de los sistemas operativos para móvil bloquean las imágenes por defecto

Fuente: Litmus

5. La vista previa: muchos usuarios tienen activada la vista previa de sus proveedores de correo electrónico. Es algo que debemos tener en cuenta y pensar en ofrecer a la mirada del usuario contenidos de “enganche” en el tercio superior del cuerpo del email (un espacio de 300px por 400px). De lo contrario, el usuario pasará por encima del contenido sin fijarse en nada que le llame la atención y perderemos la oportunidad de mostrarle el resto del cuerpo del mensaje.

 

6. El cuerpo del mensaje y las llamadas a la acción: ten presente que una vez abierto el email, dispones de muy pocos segundos para captar la atención del usuario, despertar su interés en el contenido y motivarle para que interactúe con las llamadas a la acción. Así, te recomendamos incluir por lo menos un call to action en la cabecera, alojar el mensaje principal en el primer tercio del email (el 50% de los usuarios no hace scroll) y repartir los enlaces clickables a lo largo del cuerpo del mensaje.

7. La landing Page: con la interacción del usuario con el email no termina el trabajo… hay que llevar a cabo un diseño adecuado de la landing page. Es fundamental que el contenido de la landing sea consistente con la promesa del email, de lo contrario, lo único que generarás será frustración y una mala experiencia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+Email to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *