Cómo solucionar errores en email marketing de forma creativa

Si trabajas en el mundo del email marketing, seguramente habrás sentido en tus propias carnes el pánico que supone cometer un error en un envío. Cambios de última hora, presión por tener acabada una campaña a pocos minutos de hacer el envío… trabajar tan rápido y tener en cuenta tantos factores, a veces propicia que se cometan errores. A pesar de que es algo que está implícito en nuestra naturaleza, es necesario que aprendamos a saber gestionar esos momentos y revertir la situación.


A continuación veremos algunos de los errores que se cometen más a menudo en el ámbito del email y ejemplos de cómo los solucionaron de forma original y creativa diferentes empresas.

¿Has enviado un email por error a tus suscriptores?


Puede ser que con las prisas hayas programado erróneamente un envío y haya llegado a tus suscriptores a una hora no deseada o que directamente, la campaña que has enviado no era la que tenía que salir. Sea cual sea el caso, existen diferentes opciones para gestionar un error de estas características. Sin embargo, hoy os queremos enseñar cómo lo hizo FilterEasy, quien envió un email accidentalmente a las 6 de la mañana.

Nosotros nos quedamos con su original asunto: «Oops: Someone Hadn’t Had Their Coffee Yet This Morning«. El humor siempre es un buen aliado para combatir este tipo de situaciones.

¿Algún elemento del email no era correcto?


Una campaña con algún error ortográfico, con una imagen que no era la correcta, algún error de concordancia entre asunto y copy… la lista puede ser muy larga. Ahora bien, ¿cómo podemos solucionarlo? Existen muchas opciones, pero siempre dependerá de la magnitud del error cometido y de la filosofía de la marca/empresa. A continuación veremos dos casos en que el problema se encontraba en el contenido del email, pero las medidas que se tomaron fueron distintas.


Por un lado, la empresa Shipt decidió enviar de nuevo el email y, tal como hemos visto en el anterior caso, también utilizó un tono cercano y con un punto de humor para combatirlo, sobretodo en en el asunto: It’s not deja vu.



Por el otro, Methodical Coffee cometió un error de coherencia entre el café que mostraba y la información que daba. ¿Cómo decidieron solucionarlo? Mediante un email de «disculpa» dónde se explicaba el error cometido y se disculpaba con aquellas personas que se podían haber molestado. En este caso, la empresa optó por no volver a enviar el mismo email corregido y diseñar una campaña explicando lo ocurrido con un tono más transcendental y sincero.


Asunto: *Retraction* On Colombia and our last email

¿Has enviado un email a un país que no era?


Seguramente te suena… con las prisas te has dejado de excluir un país concreto en uno de tus envíos. ¿El resultado? Los usuarios de ese país habrán recibido un email con un idioma que no entienden. De hecho, hace un tiempo os enseñamos este ejemplo de Vueling que hoy volvemos a recuperar al hablar de esta problemática.



Vueling envió a su base de datos de España un email que era para Alemania y que, por tanto, estaba en alemán. ¿Cómo decidió actuar? Envió de nuevo el email, esta vez en español y utilizó el siguiente asunto: Nein? ¿No hablas alemán? Te lo decimos en castellano… ¡y más barato! Una vez más, el sentido del humor se convierte en el mejor aliado para combatir ese tipo de situaciones y en ese caso, se le añade un plus: el precio es inferior al del email anterior.


Cuando estamos hablando este tipo de errores, siempre es conveniente enviar la campaña de nuevo, ya que genera un problema de comprensión severo en el suscriptor.


¿Habéis cometido alguna vez uno de estos errores? Y si es así, ¿qué medidas tomasteis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *