8 errores que no puedes cometer en tu email marketing (1a parte)


Son muchas las veces que os hemos dado algunos consejos para conseguir mejorar los resultados de vuestro email marketing, conseguir campañas más atractivas y eficientes, así como conseguir tener una estrategia de email actualizada y avanzada. En este caso, nos centraremos en ocho errores que muchas empresas todavía cometen y que pueden interferir en los resultados de las campañas y los beneficios derivados de estas. Hoy veremos los cuatro primeros:

1- Utilizar asuntos poco claros e incoherentes

El asunto debe ser claro y coherente con el contenido del email. Evita utilizar frases que sean engañosas o ambiguas. A priori, puede generar un aumento de las aperturas, pero cuando el suscriptor abra el email, quedará decepcionado o simplemente no estará interesado en el contenido porque no es lo que esperaba.

Por ese motivo y cómo ya hemos mencionado otras veces, te animamos a que les digas exactamente qué encontrarán cuando abran tu email. De este modo la tasa de clicks será más alta y generarás confianza en tus suscriptores.


Si dudas sobre cuál puede ser el mejor asunto para tu campaña, piensa que tienes un muy buen aliado: ¡el testeo!

2- Tomar malas decisiones a la hora de testear

Sí, como decíamos, el testeo puede ser un muy buen amigo, siempre y cuando sepas tomar las decisiones acertadas. En este post, os habíamos mencionado 13 elementos que podíamos testear en una campaña de email, pero es realmente importante que no testees diferentes variables a la misma vez.


Por ejemplo, si en el TEST A pruebas el asunto 1 y el copy 1 y en el TEST B, pruebas el asunto 2 y el copy 2, los resultados que obtendrás serán ambiguos y no sabrás a qué elemento se atribuye el éxito, ya que si, por ejemplo, el ganador es el TEST 1, no podrás saber con certeza si se debe al asunto o al copy. De ahí, que sea tan importante testear siempre los diferentes elementos (asunto, copy, imágenes…) de forma independiente y que el envío se haga a la misma hora.


Por otra parte, también es crucial que la muestra de personas testeadas sea suficiente para poder extraer una conclusión de peso. Podríamos situar el mínimo en 1000 usuarios.

3- No optimizar tus emails para móvil

¡Error!¡Error!¡Error! No es que se trate de una buena práctica, sino que se ha convertido en algo vital. La optimización del email para móvil es un MUST.


Los usuarios utilizan diferentes dispositivos a la hora de consultar su correo electrónico, pero el smartphone es el que actualmente tiene un mayor peso. De hecho, la siguiente imagen de Marketo, muestra muy bien el porcentaje de uso de los distintos dispositivos a la hora de hacer una compra y cómo continúa el proceso en el resto de dispositivos.



El 65% empieza con el móvil, un hecho que demuestra, una vez más, la importancia de la optimización y de lograr una buena experiencia de usuario. Recuerda que los elementos deben ser fácilmente clickables, el tamaño de la fuente debe ser el indicado para poder leerse sin ningún tipo de problema y las imágenes deben adaptarse correctamente.

4- No tener una estrategia de reactivación de usuarios

En toda base de datos existen aquellos usuarios inactivos que no solo no abren e interactúan con nuestras campañas de email marketing, sino que también reducen nuestras tasas de apertura, tasas de clicks, entregabilidad y reputación del remitente.


De ahí nace la importancia de elaborar una estrategia eficaz para reactivar estos usuarios. Puede estar compuesta por más de un email o si partes de no tener absolutamente ningún tipo de email de reactivación, quizás la mejor opción para ti sea implementar uno único email. Aquí te dejamos 5 buenos ejemplos que te pueden servir de inspiración.


Retomando los aspectos por los cuales es interesante contar con una estrategia de reactivación, cabe destacar que a parte de poder volver a captar la atención de aquellos usuarios que quieren seguir sabiendo de ti, también te brinda la oportunidad de determinar los que realmente ya no están interesados. De este modo, podrás aislarlos en tus campañas de email para que no repercutan negativamente en las métricas.


Bien, estos serían los primeros cuatro errores que no podemos cometer en una estrategia de email marketing. Próximamente veremos los otros cuatro restantes. Por el momento, os dejamos con dos posts relacionados con la temática “errores en email marketing” que pueden seros útiles como ejemplo de cómo solucionar algunos de los errores mas comunes cuando hacemos un envío:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *