Test A/B de asunto: el uso de símbolos ¿favorece la apertura de mis emails?

En un post anterior comentamos los resultados de un AB test de asunto llevado a cabo en distintos países. En esa ocasión testeamos si la personalización del asunto con el nombre del usuario afectaba a la ratio de abridores y al click to open. Vimos como el incremento de abridores oscilaba entre un +44% en el mejor de los casos, hasta un +4% en el caso más bajo. Vimos también como en Mexico fue donde la personalización generó un aumento mayor tanto de abridores como del click to open.
En este post exponemos los resultados de otro A/B test llevado a cabo también en Alemania, Francia, UK, Mexico, Portugal, USA y España. En esta ocasión, se trató de averiguar si la inclusión de un símbolo en el asunto afectaba a las mismas métricas. En la imagen siguiente mostramos los resultados de dos campañas distintas en las que se ha llevado a cabo el test. Como vemos, la inclusión de un símbolo no ha supuesto una variación significativa en ninguno de los casos.
Captura_3
¿Por qué la personalizción del asunto con el nombre del usuario sí genera mayores tasas de interacción y no la inclusión de un símbolo? La interpretación que desde Digital Response hacemos es que los elementos que apelan a la «persona» tienen capacidad persuasiva precisamente porque producen un clima de «diálogo» o «conversación» directa, 1 a 1. Los emoticonos son un adorno, algo que puede «llamar la atención» estéticamente hablando, pero que no desencadenan, desde un punto de vista psicológico, nivele mayores de persuasión. La principal enseñanza que podemos extraer de este ejercicio es que «conectar» con el usuario, ya sea estableciendo códigos de reconocimiento personal o incluyendo contenidos adaptados a sus intereses, es la mejor manera de obtener mejores respuestas.
De todos modos, hemos de ser reconocer el papel del «contexto» que envuelve a toda la acción: la notoriedad de la marca, el engagement general de los usuarios de la base de datas con la marca, la frecuencia de las campañas, la estacionalidad etc.. En este sentido, hay publicados algunos ejercicios similares que arrojan datos distintos. Creemos que son precisamente los contextos distintos los que pueden explicar los distintos resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *